martes, 4 de noviembre de 2008


Profesor: María Isabel Barrionuevo

Alumno: Florencia Cisneros

Año: II

División: I



1- Confecciona un mapa con la división territorial del Virreinato.
2- Mencionar los países actuales que formaron parte del Virreinato.
3- Indicar por qué razones se creó el Virreinato.
4- Escribe sobre Buenos Aires en el siglo XVIII. Población (según censo de 1770). Costumbres domésticas. Nuevas iglesias. Arquitectura. etc.Realiza un trabajo individual, escrito a mano, letra clara y legible.
Acompaña con ilustraciones.Indica la bibliografía al final. Puede ser :"Historia de los argentinos" de C. Floria y C. García Belsunce."Historia Integral de la Argentina" de Félix Luna.



1)







2)

El Virreinato del Río de la Plata abarcaba los actuales territorios de Argentina, Uruguay, Paraguay, Bolivia, y partes menores que hoy pertenecen a Brasil y Chile. El actual territorio argentino quedó dividido en tres intendencias y una provincia subordinada, Misiones. Las intendencias fueron la de Buenos Aires, que comprendía la provincia de Buenos Aires, el litoral y toda la Patagonia; la de Córdoba del Tucumán, con jurisdicción sobre las actuales provincias de Córdoba, San Luís, Mendoza, San Juan y La Rioja, y la Intendencia de Salta del Tucumán que abarcaba a Santiago del Estero, Tucumán, Catamarca, Salta y Jujuy. Al frente de cada Intendencia había un Gobernador Intendente. En el caso de Buenos Aires, se hizo cargo el propio virrey.
Las otras intendencias virreinales fueron las de Paraguay, La Paz, Cochabamba, Charcas y Potosí; a las que se sumaron las provincias subordinadas de Moxos y Chiquitos (en la actual Bolivia) y Montevideo (Uruguay, por entonces conocido como la Banda Oriental).


3)
Las razones de la creación del Virreinato del Río de la Plata fueron variadas: los cambios en el pensamiento europeo acerca de la riqueza de las naciones, la necesidad de establecer un freno a los avances portugueses sobre las comarcas rioplatenses, el aumento del intercambio comercial entre alto Perú y Las Pampas, etc. Un grandioso pensamiento inspiro esta creación, que abarcaba un inmenso territorio con salida a los dos océanos y donde se daba todo tipo de producción.


4)
En octubre de 1777 Pedro de Cevallos desembarcó en Buenos Aires su llegada fue casi de incógnito y sorprendió a los cabildantes.
Cevallos llegaba con muchos planes, desde la creación de un colegio convictorio hasta el establecimiento de una audiencia y el envío de una expedición que ensanchara la frontera sobre la pampa. Su gestión duro solamente ocho meses, la salud no lo acompaño. Cevallos falleció en Córdoba (España) en diciembre de 1778.
Vertíz se hizo cargo del virreinato, ejerció su puesto hasta 1784.Se empeño en iluminar las calles de la ciudad, trató de trasladar a la capital virreinal a aquellas luces que caracterizaba el pensamiento iluminista. Dos colaboradores y el mismo virrey participaban del estilo reformista y progresista de la corte madrileña, se esforzaron por dar un ordenamiento administrativo y un cierto nivel urbano a buenos aires. Se fundaron la Casa de Corrección, la casa de niños expósitos, el protomedicato (control de profesionales) y el colegio real de san Carlos (colegio nacional buenos aires). El acto más trascendente fue la sanción del reglamento de libre comercio.

Buenos Aires, la elegida:
Buenos aires fue la elegida ya que era el puerto por donde se abastecía el amplio mercado del cono sur; buenos aires vivió un boom al calor de su carácter de capital virreinal. Durante el periodo de su vigencia la población urbana aumento de 26.000 a más de 43.000 habitantes.

El legado de la arquitectura colonial:

Una arquitectura provincial:

En América se producen los mismos aspectos de provincialización que, sin superar la fase de variantes locales a vece ricas en originalidad, se han dado y se dan en todas las manifestaciones culturales periféricas.
Entre las distintas áreas culturales de América colonial es posible señalar la presencia de elementos similares para todas ellas y, a la vez, la de elementos exclusivos de determinadas regiones. Por ejemplo, mientras la columna salomónica aparece en toda América hispánica, el estípite es una peculiaridad epidémica de la nueva España y una rareza en Sudamérica. Las cúpulas sobre tambor o base octogonal también se repiten insistentemente en nueva España, mientras que en Sudamérica se repite la forma circular.










Las casas del centro de la ciudad:
Las casas del centro de la ciudad, además de ser más grandes y mejor construidas a menudo incluían uno a uno más departamentos junto a la vivienda principal. Para un comerciante prospero que vivía en el centro de la ciudad era costumbre alquilar una serie de dependencias a un artesano con su familia, mientras que los cuartos de la esquina podían ser destinados a un comerciante minorista.
La arquitectura tuvo un desarrollo modesto en las provincias del río de la plata. Los primeros vecinos de buenos aires solo disponían de madera de sauce, barro y paja para construir sus viviendas que rodeaban con matas de tunales espinosos. Era una arquitectura de barro, acorde con las posibilidades que ofrecía el medio, pero a medida que prosperaba la ciudad se acometían proyectos mas ambiciosos. El primer gobernador criollo, puso empeño en 1604 en iniciar la fabricación de tejas para cubrir los edificios públicos y las iglesias de una manera digna.
Las familias adineradas, adornaban sus salas con muebles de procedencia portuguesa: un gran estrado de jacarandá, sillas de la misma madera, algún escritorio marqueteado de marfil. A fines del siglo XVII, según la investigación de Cose Torre Revello, empezó a difundirse el uso de ladrillo.
Hasta cinco o seis cuadras a partir de la plaza mayor, el tipo de vivienda era el construido de adobe y ladrillo. Las que se encontraban mas cerca del río y en las áreas suburbanas presentaban materiales de construcción aun mas pobres y techos de paja. En las casas mas importantes solía existir un zaguán y algunas disponían aljibe para procurarse agua de lluvia, considerada mas limpia que la que podían proporcionar los aguateros; en estos casos, el aljibe era la prenda mas importante del patio al cual daban las habitaciones y que, en las noches templadas, era el escenario de las reuniones familiares; al fondo del segundo patio era frecuente encontrar una huerta.
A medida que el observador se alejaba del centro, la edificación releaba. Las quintas presentaban un aspecto agreste y hasta huraño. Recién en 178 se estableció que no podía edificarse sin que el alarife de la ciudad aprobara los planos y la fachada y demarcara la línea del frente:(dibujo de buenos aires en el siglo XVIII,abajo)







Una ciudad cambiante:
Uno de los efectos más visibles de la nueva situación de Buenos Aires fue el ingreso de inmigrantes españoles. Con el tiempo, llegaron a dominar las ocupaciones más prestigiosas y mejor remuneradas, pues controlaban la burocracia de la ciudad y del Virreinato. Pero fue el comercio donde la instalación de los peninsulares se hizo mas notoria.
El crecimiento de buenos aires obligo al cabildo a ocuparse de nuevos problemas, o de problemas viejos. Justicia, policía, hacienda, higiene, alumbrado publico, urbanismo, salubridad, obras de caridad, todo caía abajo sobre su jurisdicción. Sucesivamente se fueron creando el Tribunal Mayor de Cuentas, la Real Hacienda de Tabacos, la Real Audiencia, la Superintendencia del Ejercito y el Consulado.









Los comerciantes:
El casamiento entre un español y la hija criolla de un comerciante establecido constituía en una ventaja mutua para el suegro y el yerno. El casamiento tenia un objetivo comercial y en la elección del favorecido no se le consultaba a la novia. Mariquita Sánchez de Velasco describe este proceso de la siguient manera:’’un español llega a buenos aires para hacer fortuna. Se convierte en comerciante. He aquí un candidato para casar a una de las hijas. El padre arregla todo a su conveniencia. Le cuenta a la mujer y a la novia unos tres o cuatro días antes del casamiento. La pobre joven no se atreve a hacer l menor objeción. Una joven hermosa debía casarse con un hombre que no era ni atractivo, ni elegante, ni fino y que por la edad podría haber sido su padre. Pero se trata de un hombre de juicios sensatos y buen olfato para los negocios’’.
La edad promedio de la mujer al casarse era de 18 años; la de los hombres, que habían gastado primero ocho o diez años para establecerse en la profesión, era de 35 años.

Las vertientes:
La sociedad americana recibió patrones sociales originarios de dos vertientes: la traducción ibérica y la tradición indígena, ambas recíprocamente diferenciadas en influyentes entre si, con lo que el mundo español y el mundo indígena interactuaron permanentemente constituyendo a su vez un conjunto. El concepto español de jerarquía social se basaba en la existencia de tres grupos étnicos: los españoles mismos; los indios y los negros, cada uno ubicado en una posición fija; los indios y los negros, si bien crearon sus propias jerarquías internas, captaron y en definitiva utilizaron este esquema. Cruzándolo, el mestizaje se constituyo en el fenómeno principal con dos categorías intermedias predominantes, la de los mestizos y mulatos, que llegaron a constituirse tanto en categorías biológicas como en culturales y de comportamientos específicos. Desde las estirpes ‘’puras’’ fueron menospreciados como una degeneración que perturbaba tanto a indígenas como a españoles; se los apreciaba como una eventual amenaza a la estructura de esta sociedad.

Indianos:
Cuando hablamos de los indianos nos referimos a otro tipo humano: a las generaciones que se originaron en los conquistadores y primeros pobladores del antiguo Tucumán. No tuvieron nada que ver con los mestizos, se apreciaban de llevar sangre sin mezcla; tampoco pueden confundirse con los criollos, porque éstos sólo se definieron a mitad de siglo XVIII.
Eran los titulares de los cargos capitulares y las encomiendas y se los tenia como ‘’los padres conscriptos de esta república’’

Criollos:
El criollo se caracteriza por no tener aptitudes mercantiles; opta entonces por refugiarse en la vida del campo, lejos del peninsular que lo humilla. En el ambiente rural puede adquirir fama de valiente y, en consecuencia, ser admirado y respetado, pero la convivencia con peones o indios lo va separando de los centros cultos y va adquiriendo los hábitos, el léxico, la indumentaria d la campaña hasta identificarse totalmente con las costumbres, mentalidad y formas culturales.











Higiene e instrucción:
La falta de médicos competentes y la ausencia de hábitos primordiales de higiene conspiraban para que la ciudad fuera castigada periódicamente con epidemias. En los fondos de las casas se juntaban animales domésticos, cuyas suciedades se añadían a las que provenían de los cueros, grasas sebos carnes saladas, fáciles de corromperse y atractivos para toda clase de insectos. A estos fondos de le sumaban los basureros, los pantanos callejeros, los animales muertos y los desperdicios de todo tipo. El agua no era de buena calidad, ya que se sacaba de los pozos del río.
También se impulso la instrucción publica. Además de los conventos, había algunas escuelas privadas.
En cuanto a la diversión, estaba la casa de comedias, pero también los ocasionales espectáculos de los volatineros y las corridas de toros, que en los últimos años de la colonia se ofrecían en una plaza levantada cerca de retiro.






















El iluminismo en el Rio de la Plata:
Las nuevas corrientes del pensamiento filosófico y científico comenzaron a penetrar en el rió d e la plata a mediados del siglo XVIII, con la explicable timidez que provocan los cambio en las sociedades habituadas a aceptar la palabra del maestro y sometidas a una rigurosa censura. En los últimos años del siglo XVIII y los primeros de XIV, los frutos del iluminismo se hacían visibles n la sociedad rioplatense. En 1801, apareció el primer diario, el telégrafo mercantil, rural, político, económico, e historiógrafo del rió de la plata; represento un influyente medio de difusión de las nuevas ideas.








1802: Mariano moreno presenta en la universidad de charcas su disertación jurídica sobre el servicio personal de los indios.
1803: santiago de Liniers acepta el cargo de gobernador interino en las Misiones Guaraníes.
1804: el gobierno ingles subvenciona una expedición emancipadora a cargo de miranda; y esta tiene lugar en 1806
1806: primera invasión inglesa.
1807: segunda invasión inglesa
1808: recibe su designación como virrey interino. Llega a buenos aires el marques de sassenay, enviado de napoleón, y el cabildo de buenos aires pide la destitución de Liniers.
1809: Alzaga y sus partidarios piden el establecimiento de una junta de gobierno, son apresados y enviados a carmen de patagones. Secesión de Montevideo; Elio gobierna con una junta electa. Llega Cisneros a Montevideo y jura como virrey designado por la junta central de Sevilla. Liniers y Cisneros entran junto a buenos aires.
Mayo de 1810: El virrey Cisneros publica una proclama confirmando las noticias que ya circulan (la caída de Sevilla en manos de los franceses) y pide tranquilidad a los ‘’leales y generosos pueblos del virreinato’’.
El cabildo resuelve formar una junta presidida por Cisneros. Aunque esta acompañado por los patriotas Saavedra y Castelli, la sensación es que quiere dejar todo como esta. A la noche, Saavedra y Castelli renuncian y Cisneros lo hace una horas mas tarde.
El cabildo rechaza la renuncia de Cisneros, lo que provoca la indigna reacción popular. Los jefes militares aconsejan resolver rápidamente la situación, los civiles presionan en la plaza por medio de la recolección de firmas, y finalmente se designa la nueva junta, con Saavedra, comandante del regimiento de patricios, como residente. Tucumán, santiago del estero y Jujuy se adhieren a la junta.






No hay comentarios: